Copyright

Copyright

5 dic. 2010

NO TE CIERRES AL AMOR



Mujer que hace tiempo ya dejaste
Tu radiante juventud atrás
No te aferres a un pasado
Que nunca más volverá

De los años perdidos la nostalgia
Te ha nublado en los ojos la mirada
Llevando los recuerdos su fragancia
A un alma que adormece resignada

No escuches clamores sentenciosos
Que en la noche se acercan a tu alcoba
Funestos fantasmas insidiosos
Que la paz del espíritu te roban

Tu cuerpo poco a poco se marchita
Y de plata se cubren tus cabellos
Tus pasos ya no son de bailarina
Pero emergen de ti tales destellos
Que al mirarte deslumbras y fascinas

No te cierres al amor y la pasión
Ni permitas que el alma languidezca
Deja libre volar el corazón
Que su luz las estrellas palidezca
Y que llegue de nuevo la alborada
A tu cuerpo de mujer enamorada

4 dic. 2010

CÓMO PODER OLVIDARTE


Cómo poder olvidarte
Si eres parte de mi ser
Si solo con recordarte
Siento sobre mi piel
Tus caricias incitantes
Y tus besos jadeantes
Haciéndome estremecer

Los pensamientos errantes
Se clavan en el corazón
Que en los sueños delirantes
Cree encontrar anhelante
De su vida la razón

Quiero salirte a buscar
Donde la noche cabalga
Con espuelas de cristal
Allí donde la nostalgia
Se enreda en la oscuridad
Encarcelando suspiros
Que reclaman libertad

Cómo poder olvidarte
Si en tus ojos me he perdido
Y no puedo sin ti caminar
Si tu latido es el mío
Y necesito tu aliento
Para poder respirar

Cómo poder olvidarte
Cómo dejarte de amar

8 nov. 2010

VEN A MI



Ven a mi Señor
Ven y enjuga mi llanto
Escucha mi triste canto
Y apacigua mi dolor

Como gacela perdida
Deambulo entre los rastrojos
Lamiéndome las heridas
Y esperando convencida
Reflejarme un día en tus ojos

Ven a mi Señor
No olvides que formo parte
De tu inmensa creación
No permitas que tu obra
Sea presa de la cobra
Que agazapada en la sombra
Busca su destrucción

No te alejes de mi lado
Y a pesar de mis errores
Tú….amor de los amores
Suaviza mi desamparo
Y coge fuerte mi mano
Para que nunca me pierda
Por caminos desbastados

Ven a mi Señor
Atiende a mi corazón
Que confundido y cansado
Reclama tu compasión

3 nov. 2010

MORÍA EL BESO - Soneto


------Soneto------
Moría el beso sin haber nacido
Y el alma sus desvelos ocultaba
Buscando en los recuerdos que guardaba
Calmar el corazón adolorido

La noche con arrojo se acercaba
Cubriendo con su manto de negrura
Un roto corazón que en su amargura
A lomos de la muerte cabalgaba

Fantasmas iracundos vigilaban
Blandiendo las espadas de los celos
Y al filo de los llantos que acechaban

Nostalgias de recónditos anhelos
Brillaban en las sombras que dejaban
Los sueños que nacieron de otros cielos

25 oct. 2010

VENENO QUE DELEITA


El veneno de aquel cuerpo
Trampolín a los infiernos
Es deleite que condena
A los oscuros eternos

Y robando en las ausencias
Enajenadas conciencias
Hasta las cumbres asciende
Azotando su galerna
En el temor que se pierde

Y en oscuros corredores
Su misterio se transforma
En silencios revestidos
De posesiones sin normas
Que fulminando temblores
Quieren vencer invasores
Inventando en desvaríos
Patéticos luchadores

16 oct. 2010

LEVÁNTATE Y ANDA


Mujer levántate y anda
Que aún te queda por andar
No permitas que nadie
Detenga tu caminar

Despliega tus alas y vuela
Y sube alto….muy alto
Verás un mundo chiquito
Que no merece tu llanto

Mujer levántate y anda
Dios te ha colmado de gracias
Y dado su confianza
Otorgándote el poder
De engendrar un nuevo ser
Vaticinio de esperanza

Tu condición de mujer
Es un regalo divino
Tú eres la luz y la fuerza
Para este mundo perdido

Mujer levántate y anda
No escondas tu realidad
Porque tú eres de la vida
La más hermosa verdad
Pues gracias a ti mujer
Perdura la humanidad


10 oct. 2010

EL PERRITO



Aquel sábado yo estaba exultante y eufórica. Llevaba mucho tiempo pidiendo a mis padres que me llevaran a un internado y por fin lo había conseguido. El próximo curso iría a un internado para niñas.
Era muy aficionada a la lectura y últimamente me había dado por leer libros con historias de internados que unido a mis ansias de aventura y gran imaginación, habían hecho que viera éstos como algo excitante y muy divertido y de ahí mi gran interés en ir a uno de ellos.

Mis padres, antes de comunicármelo, habían ido a conocer un colegio regido por monjas, que tenía tanto alumnas internas como externas y que estaba situado en un pueblecito de montaña, a unos 30 km. de mi ciudad. Les habían dado muy buenas referencias de él y después de una extensa conversación con la Madre Superiora del centro y un recorrido por el mismo, para conocer sus instalaciones, quedaron muy satisfechos y decidieron que ese era el colegio ideal por lo que, sin pensarlo más, me matricularon para el próximo curso.

Faltaban aún dos meses para empezar el curso y yo estaba en pleno apogeo de mis vacaciones, pero la noticia del internado me había excitado tanto que ya no pensaba en otra cosa. Mis padres me habían traído unos folletos del colegio, con las normas del mismo y fotografías de sus instalaciones, que a mi me encantaron, así como una lista de la ropa y utensilios que debía de llevar. Un juego de cubiertos con mis iniciales, una manta, varios juegos de sábanas y toallas, ropa interior, camisones, una bata y zapatillas, todo ello marcado con mi nombre.

Además de eso, había que preparar el uniforme que consistía en una falda escocesa en tonos oscuros azules y verdes, plisada y de tirantes, con una blusa blanca y corbata azul oscuro, zapatos y calcetines negros , un chaleco azul marino, para la primavera y un abrigo igualmente azul marino, para el invierno. El modelito se completaba con un sombrerito, bastante cursi, del mismo color. También necesitaba un equipo de gimnasia, que me suministrarían en el mismo colegio al inicio del curso.
Pasé el resto del verano ayudando a mi madre en los preparativos y esperando con ansia (cosa insólita) que acabaran las vacaciones para estrenar mi nuevo colegio.

Llegó el tan deseado día, un taxi nos llevó hasta la estación del tren, nos subimos a él y nos acomodamos en los asientos. Después de un tiempo, que a mí se me hizo eterno, llegamos a un apeadero, donde debíamos bajarnos y allí tomar otro taxi que nos llevaría, atravesando el pueblo, hasta el colegio. El colegio estaba situado en lo alto de una colina, a la que se accedía por una carretera empinada y bien asfaltada, pero muy estrecha, en la que difícilmente podían cruzarse dos vehículos. Yo, a través de la ventanilla del taxi, iba observándolo todo y lo que veía me gustaba mucho. El pueblo se parecía al de mis abuelos, donde yo solía pasar las vacaciones y eso era ya suficiente motivo para que éste me causara una buena impresión.

El taxi nos dejó justo en la entrada del colegio, bueno más bien en la puerta de la reja que rodeaba los jardines del colegio. Al fondo se veía una mansión de aspecto impresionante que, como nos dijeron más tarde, tiempo atrás había sido la residencia del “cacique” del pueblo, o sea del dueño de vidas y haciendas del pueblo y que posiblemente ya de viejo y con la muerte pisándole los talones quiso, por miedo al fuego eterno, congratularse con Dios, donando la mansión a una congregación religiosa.

La vista desde lo alto de la colina era maravillosa, se divisaba todo el valle y, justo en medio, el pueblecito cubierto por una suave neblina, que le confería un aire romántico y misterioso, una neblina que se iba desvaneciendo lentamente eclipsada por un sol que, en aquella mañana de otoño, lucía ya en todo su esplendor.

Vamos Elenita, que la madre superiora nos espera, me grito mi madre viendo que yo me había quedado hipnotizada contemplando el paisaje. Vas a tener mucho tiempo para disfrutar de esta maravilla, pero ahora entremos al colegio, que es de mala educación hacerse esperar y tomándome de la mano me llevo hacia el colegio. Desde niña he sido muy entusiasta de la naturaleza y la vista de aquel paisaje me había dejado como clavada en el suelo.

Entramos por fin al colegio y nos condujeron al despacho de la Madre Superiora que, después de saludarnos, nos dejó en manos de otra religiosa la cual se encargó de llevarnos al dormitorio y de asignarme la cama y el armario donde, bajo llave y controlado por ella, guardaría mi ropa. Después de un recorrido por el colegio para conocerlo y que a mi me decepcionó un poco, pues no era tan magnífico como se veía en los folletos y por supuesto mucho menos impresionante de lo que parecía por fuera, nos llevó al salón de actos, donde habían reunido a todas las internas con sus familiares para darnos una pequeña fiesta de bienvenida. Al cabo de un cierto tiempo, las monjas dieron por terminada la fiesta y entre besos, abrazos y algunos lloros, nos despedimos de nuestros padres y nos quedamos solas ante el peligro. Yo estaba un poco tristona a la vez que un poco cohibida, mirando a unas niñas que debían de conocerse de otros años porque hablaban muy animádamente. De pronto me fijé que había dos niñas en las mismas condiciones que yo y tímidamente me acerqué a ellas. Nos miramos sin decir nada y un poco recelosas empezamos a hablar. No sabíamos entonces, que las tres íbamos a ser inseparables.

Para no extenderme demasiado, voy a pasar por alto los primeros días, porque no ocurrió nada digno de mención. Fueron unos días de adaptación a mi nueva vida y al conocimiento más a fondo de Maribel y Rosana, que así se llamaban mis dos nuevas amigas.
Maribel, Rosana y yo, nos hicimos también muy amigas de una niña externa, una niña andaluza llamada Bety, que vivía en la casa cuartel del pueblo desde hacía 5 años, fecha en que habían trasladado a su padre, comandante de la Guardia Civil, a dicho pueblo. Con esa niña solíamos intercambiar tebeos que ella nos daba a cambio de algunas de las golosinas que nos traían nuestros padres cuando nos visitaban, que normalmente era cada quince días y siempre en fines de semana.

Un día al salir al recreo Bety, que por ser externa estaba en otra clase distinta a la nuestra, se nos acercó muy excitada y nos dijo…. Tengo una perrita que hace un mes tuvo cachorritos y mi padre quiere regalarlos y me da mucha pena. Yo que siempre he tenido pasión por los perros le dije….uno para mí…me miró asombrada y me dijo….no puedes tener un perrito en el colegio. Yo no quería renunciar a él y le dije….ya me las apañaré para que no lo vean y luego, cuando lleguen las vacaciones de navidad, me lo llevo a mi casa. A Maribel y a Rosana les pareció emocionante la idea y se ofrecieron a ayudarme para tener el perrito sin que las monjas se enteraran. Prepara una caja con unos agujeros y varios periódicos le dije, metes al perrito y el sábado, que no tenemos clase, nos lo traes.

El resto de la semana estuvimos nerviosas esperando la llegada del perrito y tal como habíamos quedado, el sábado por la tarde se presentó Bety con la caja, que al ser un día sin clase pudimos llevar hasta el dormitorio sin problema. Además de la caja con el perrito Bety, muy previsora ella, nos trajo una bolsa con periódicos que servirían para retener el pipi del cachorrito.

Estábamos ansiosas por ver al perrito y poniendo la caja sobre mi cama quitamos la tapa y nos quedamos las tres (Bety no podía entrar al dormitorio) contemplando al perrito. Era un simple chucho sin raza, de color canela y de padre desconocido, pero que nos pareció precioso y que nos miraba con la misma curiosidad que nosotras a él. Después de un rato de contemplarlo, tomarlo en brazos, acariciarlo y darle unos besos lo volvimos a dejar en la caja y nos pusimos a pensar como haríamos para cuidarlo sin que las monjas se enteraran. Decidimos que sería por turnos y mientras una se encargaría de atenderlo, las otras dos vigilarían y estarían atentas para cubrir a la cuidadora. Como en teoría yo era la dueña oficial, empezamos por mí y la idea fue que, mientras estuviéramos en clase, sujetaríamos la tapa con una cuerda y esconderíamos la caja debajo de mi cama.

El dormitorio era una sala grande y rectangular, con treinta compartimientos separados por cortinas, que cada uno tenía una cama con su mesilla. El dormitorio estaba comunicado con otra sala, que tenía otros tantos lavabos y unas diez duchas, así como los armarios que a cada una nos habían asignado. Nosotras mismas éramos las encargadas de hacer nuestra cama y de limpiar los compartimientos, cosa que nos beneficiaba a la hora de esconder al perrito.

Nos levantábamos a las 7 de la mañana, a las 7,30 era la misa en la capilla del colegio y de 8 a 9 teníamos que desayunar y arreglar nuestro compartimiento ya que a las 9 empezaban las clases. Bueno pues nuestro plan era que una semana cada una cuidara del perrito y lo escondiera debajo de su cama y las tres nos encargaríamos de guardar algo de leche y algunas galletas del desayuno, para alimentarle. Conseguimos un bote para la leche y una bolsita para las galletas y por las mañanas, mientras dos limpiaban, además de su compartimiento, el de la encargada del perrito, ésta le preparaba una papilla con la leche y las galletas y cuidaba de que la comiera, así como de cambiarle los periódicos sucios por otros limpios.

Estuvimos así varios días, alimentando al perrito con tres papillas diarias de galletas, una en la mañana, antes de ir a clase y las otras dos en horas de recreo. No era una forma muy correcta de alimentarle, pero el perrito engordaba y estaba cada día más espabilado y contento. Todos los días esperábamos a quedarnos solas y le sacábamos un poquito de la caja, para que corriera por el dormitorio. Ya se había acostumbrado a esa rutina y se portaba muy bien. Algunas veces nos daba un susto, pegando unos pequeños ladridos en algún momento inoportuno, que nosotras tratábamos de ocultar a base de carraspeos y ataques de tos.

Una mañana nos levantamos, nos aseamos y nos dispusimos, como siempre, a ir a misa. Observamos que el perrito estaba un poco inquieto, cosa que nos extrañó, pues era muy tranquilo. Le sacamos de la caja, le acariciamos, le hablamos con mimo y cuando le vimos ya calmado le volvimos a la caja y la cerramos atándola con una cuerda, como veníamos haciéndolo.

Llevábamos ya un rato oyendo la misa, cuando notamos un poco de alboroto que venía de la parte de atrás (nosotras nos poníamos siempre en las primeras filas). Nos giramos para ver que pasaba y las tres nos quedamos pálidas. Debíamos de haber cerrado mal la caja y el perro se había escapado y quizá por las voces de los rezos o porque nos estaba buscando, se había metido en las iglesia, algo que le resultó muy fácil pues, durante la misa y el rosario, la puerta siempre estaba abierta, sólo cubierta por una gruesa cortina de terciopelo. Corría de un lado para otro dando pequeños ladridos, que supusimos eran de alegría por verse libre y con tanto espacio para correr. Estábamos petrificadas, aquello no podía ser verdad, aquello no podía estar ocurriendo.

El perrito corriendo y ladrando por toda la capilla como un loco, dos monjas tratando de cogerle, las niñas riendo y metiendo bulla y el cura siguiendo la misa y los rezos como si no pasara nada. Hubo un momento en que yo pensé que me iba a desmayar, fue cuando el perrito subió hasta el altar y pasando por detrás del cura, volvió a bajar corriendo, no sin antes tirar un jarrón con flores, que rodó hasta el pasillo de la iglesia. De pronto el perro nos vio y aquello fue nuestra perdición, porque vino hacia nosotras saltando y ladrando y por la actitud que tenía, las monjas se dieron cuenta que el perrito nos conocía.

Nos sacaron a las tres de la iglesia y junto con el perrito nos llevaron al despacho de la Madre Superiora. Suponían, por lógica, que el perrito nos lo había tenido que dar una niña externa y nos obligaron a decir quien era. Cuando llegó Bety la llevaron también al despacho y al vernos allí a las tres con el perrito, al contrario que nosotras que estábamos pálidas, se puso colorada como un tomate, lo que unido a su nerviosismo confirmo que era nuestra cómplice.

Las monjas (cosa extraña) se apiadaron de nosotras cuando, al decirnos que nos quitaban el perro, nos pusimos a llorar con gran desconsuelo y decidieron que Bety se hiciera cargo de él y lo trajera los domingos al colegio para que lo viéramos y cuando nos dieran las vacaciones, me lo llevaría yo a mi casa. Eso nos dejó más tranquilas y desde aquel día todos los domingos venía un ratito Bety con el perrito, que se había encariñado mucho con nosotras y jugábamos y corríamos con él por el jardín. Mis padres accedieron a que me quedara yo con él y fue mi primer perrito, al que le puse por nombre Eguzki, que quiere decir sol.

A pesar de ello, no nos libramos del castigo. A Bety la obligaron a ir durante un mes a la misa del colegio y a nosotras nos tocó limpiar todo el dormitorio y hacer las camas de todas las niñas, también durante un mes, y todo antes de ir a las clases, lo que no nos dejaba casi tiempo para desayunar. De todas formas valió la pena pues mi perrito, que resultó ser una perrita, era realmente un sol.






2 oct. 2010

TE RECUERDO - Soneto


------Soneto------

Te recuerdo en el murmullo del viento
Cuando llega rozando la añoranza
Floreciendo en melancólica alianza
El sosiego y un extraño desaliento

En el color de la tarde que muere
Cuando aturdida la luz se flagela
Recreando en su infinita acuarela
La nostalgia que al corazón se adhiere

Te recuerdo en el suspiro que implora
El silencio que vaga en los alcores
En las noches en que el desvelo aflora

Con delirios que llenan los albores
Y con sueños que brillan a deshora
Tu recuerdo es espino entre las flores


27 sept. 2010

LA CARACOLA


De nuevo estoy frente a ti
Mar de mi adolescencia
Amiga de mi juventud
Nostalgia durante la ausencia
Cuantas veces en tus playas
Dejaron mis pies sus huellas
Y mi cuerpo se vistió de espuma
Entregándome a tus aguas
Abrazándome a las olas

En noches de luna llena
Siempre a tu lado estaba
Yo te contaba mis penas
Tú en silencio me escuchabas
A veces conmigo llorabas
Y otras bramando con furia
Contra las rocas chocabas

¿Sabes amiga querida?
Aún conservo aquel regalo
Que el día de mi partida
Dejaste junto a la orilla
Una hermosa caracola
De relucientes colores
Que siempre llevé conmigo
Sabía que parte de ti
En ella se había escondido

Y en esa mi larga ausencia
Si la añoranza me ahogaba
Ese trocito de mar
Que la caracola guardaba
Yo lo llevaba a mis labios
Y con fervor lo besaba

Como bálsamo a mis penas
Lágrimas de mis ojos
Por mis mejillas corrían
Y al bañar la caracola
El milagro se producía
¿Milagro? ¿Sueño? ¿Fantasía?
No importa, que mas daba
Yo junto a mi te sentía
Arrogante, impetuosa, viva

Acariciaba mis hombros
Una brisa con olor a sal
Y hasta mi cara llegaban
Pequeñas gotas de mar

Ingrávido mi cuerpo flotando
Con la bruma se fundía
Una suave y tibia caricia
En mis labios yo sentía
Era el beso de una ola
Esa ola que en la playa un día
Me entregó una caracola


26 sept. 2010

HEREDEROS DEL QUIJOTE


Que nadie lo ponga en duda
Porque os puedo asegurar
Que el quijotismo en España
Es lábel de calidad.
Y rememorando al hidalgo
De contiendas delirantes,
Que por tierras de Castilla
Y a lomos de Rocinante,
Luchaba contra molinos
Impertérritos gigantes,
Nosotros sus herederos
Y de esta tierra integrantes,
Muy dignamente portamos
De su locura estandarte

Y de utopía investidos,
Sobre un postinero jamelgo
De nombre Constitución,
Batallamos sin sentido
Por una vida mejor,
Y al igual que el triste hidalgo
Chocamos como cretinos
Contra dos grandes molinos
El poder y la ambición


22 sept. 2010

EL PATITO MIEDOSO


----Poema para niños----

Tres patitos por el campo
Van siguiendo a su mamá
Dos de color amarillo
Y otro muy pequeñito
Blanco como la sal
Se dirigen hacia el lago
Van a aprender a nadar
Y su mamá la patita
A los tres les va a enseñar

Los patitos amarillos
Junto a mamá muy contentos
Cua…cua…cua…cantando van
Pero el blanco chiquitito
Detrás de sus hermanitos
Llora y llora sin cesar

Al lago no quiero ir
Dice el patito llorando
No quiero aprender a nadar
Porque el agua está muy fría
Y me puedo resfriar

Ya están todos en el lago
Al agua ya van a entrar
Solo el patito chiquito
Testarudo y asustado
Quiere de allí escapar

La mamá muy enfadada
Trata de convencer
A su patito miedoso
Que a nadar ha de aprender
Porque todos los patitos
Tienen que nadar muy bien
Pero el patito chiquito
Piensa que se puede ahogar
Y ni una sola plumita
Está dispuesto a mojar

Por fin la mamá patita
Con la solución ha dado
Un pequeño flotador
En el lago ha divisado
Un flotador que algún niño
Se lo ha dejado olvidado

Ahora el patito chiquito
Está feliz y radiante
Recorriendo todo el lago
Con su flotador flamante
Y con los ojos brillantes
Va siguiendo a sus hermanos
Que guiados por mamá
Nadan ya muy confiados
Y juntos los tres a la par
Van cantando sin parar
Cuacuacua...cuacua...cuacua

21 sept. 2010

ASÍ DE PRONTO



Así de pronto
Soñé contigo
Así de pronto
Te recordé
Pensé en tus ojos
En tu sonrisa
Y en tu querer
Y en aquel beso
De labios rojos
Que con arrojo
Yo te robé

Así de pronto
Soñé contigo
Así de pronto
Yo recordé
La tarde aquella
Que junto al rio
Fui tu mujer
Y en el recuerdo
Llegó tu aroma
Y de él envuelta
Me embelesé
Y al evocarte
Sentí tu ausencia
Y así de pronto
Por ti lloré

18 sept. 2010

LA NIÑA MUERTA



Es una noche invernal
La luna las nubes viste
Con su brillo de metal
Murmullos apagados y tristes
Se filtran entre las ramas
Esculpidas en cristal

El viento por la cañada
Viene sembrando el olvido
La tierra sus secretos calla
Y arropados por la nieve
Quedan los campos dormidos

Es una noche invernal
Una llama parpadea
Rompiendo la oscuridad
El humo de la chimenea
Pinta en el cielo una estela
Que hasta Dios quiere llegar

Callados suspiros y llantos
Errantes por el aire van
La niña parece dormida
Con su rostro angelical
Y dulce sonrisa bruñida
En labios fríos como un glacial

Descansa pequeña mía
En tu remanso de paz
Descansa niña tranquila
Que tu sueño las estrellas
No han dejado de velar
Y allí al lado de ellas
Eres ya una estrella más

Es una noche invernal
Lágrimas de oro y plata
Tiemblan en la oscuridad
La frágil y hermosa niña
Su estrella se fue a buscar
Voló alto…tan alto...
Que en brazos de Dios está

LA MADRUGADA



Se desliza la madrugada
Acariciando el asfalto
El viento desde lo alto
Coquetea con la noche
Despojándola de su manto

Luciérnagas moribundas
Ya las farolas alumbran
Con destellos de agonía
Manteniendo en la penumbra
Desventurados rincones
Refugios improvisados
De aquellos que derrotados
Descansan sobre cartones

Unas mentes aturdidas
Por los vapores de alcohol
Cual mariposas tullidas
Se arrastran entre las sombras
Junto al dolor que no asombra
En pos de su perdición

Las ventanas débilmente
Se empiezan a iluminar
A través de los visillos
Se advina el palpitar
Una sirena sonando
Rasga la oscuridad
La ciudad aletargada
Ya comienza a despertar

17 sept. 2010

COSAS DE LA VIDA (Mis charlas con D. Manuel)



D. Manuel querido amigo
Vd. que ya es veterano
Y que ya mucho ha vivido
Pueda quizá explicarme
Si es que hay explicación
El por qué y la razón
Que a muchas mujeres lleva
A perder su condición
Comportándose como gatas
En celo y con la ambición
De encontrar un cualquier macho
Que apacigüe su calor

Y lo peor, es el caso
Que los hombres aprovechan
Su desmedido furor
Revoloteando entre ellas
Cual avispas en acción
Buscando la mejor presa
“Pa” clavar el aguijón

Y yo, como mujer que soy
Me sonrojo avergonzada
Viendo como se denigran
Peleando sin medida
Por los machos de la manada

Claro que bien pensado
No es cosa de sofocarse
Pero tampoco sufrirlo
En silencio y expectante
Cual si fueran hemorroides
De picores vergonzantes

Lo mejor mi buen amigo
Será dejarlo correr
Y que siga su curso el río
Que aunque le cambien el cauce
Llega siempre a su destino

Y sabe además también
Que nada podemos hacer
Son las cosas de la vida
Y ésta no es panal miel
Por eso diré como siempre
¡Vivir para ver D. Manuel!

16 sept. 2010

ATARDECER EN LA ALDEA (Espinela o décimas)



Bello atardecer que llega
Con aroma de hierba buena
Y un viejo reloj que suena
Poniendo fin a la siega.
El sol sus rayos ya pliega
Y el labrador se retira,
Un niño a lo lejos mira,
Por un camino de barro
De un destartalado carro
Con esfuerzo un burro tira.

Las comadres al rosario
Se dirigen sin demora,
El cura llega a deshora
Portando un viejo breviario.
Arriba en el campanario
Una campana voltea
Ya las sombras a la aldea
Se aproximan sigilosas
Y entre las luces acuosas
La nostalgia se recrea.



9 sept. 2010

NO ME JUZGUES



No me juzgues por querer ser diferente
Por querer huir de la rutina
Que encadena lentamente
Por robar de los anhelos inocentes
El hechizo que respiran
Y el brillo de unos ojos relucientes
Que se apagan sin saber a donde miran

Después de estos días vendrán
El absurdo vacío de otros días
Y uniendo el cielo con el ancho mar
En lento y monótono caminar
Se irán perdiendo a la deriva

No me juzgues por querer ser diferente
Por querer emborronar cuartillas
Con sueños que en el alma anidan
Sueños que ahora se ocultan
Bajo un lecho de hojas amarillas

Tras las horas que se pliegan sin sentido
Se acercan cotidianos abrumados
Por tumultos de inarmoniosos latidos
Que a merced de temores cultivados
Oscilan cual marionetas con hilos

No me juzgues por querer ser diferente
Por querer encontrar un atisbo
De bondad entre la gente
Por abrazarme al amor
Y de su aroma envolverme
Por dejar volar al corazón
Y creer que existe un cielo
Con un Dios preciso y clemente
Por querer nadar contracorriente
Por querer ser como soy
En un mundo diferente


7 sept. 2010

NI SIQUIERA LO INTENTÉ



Ni siquiera lo intenté
Y sin darme apenas cuenta
Un día te empecé a querer

Despertaba en las mañanas
Con un nuevo amanecer
Con la ilusión en el alma
De un glorioso renacer

Tu vida era mi vida
Y tu ausencia mi tormento
Y en noches largas y frías
Hasta tu lecho corría
Mi ardoroso pensamiento
Que envuelto en mil fantasías
Calmaba mi desaliento

Ni siquiera lo intenté
Y sin darme apenas cuenta
Abrió el corazón la puerta
A una esperanza sin fe

El silencio despiadado
Inmoló la confianza
Poniendo grueso candado
A recuerdos y añoranzas
En un amor congelado
Bajo una capa de escarcha

Ensoñaciones y anhelos
Ilusiones y alegrías
Iban con desconsuelo
En tediosa letanía
Hacia un escondido cielo
Mas lejano cada día

Ni siquiera lo intenté
Y sin darme apenas cuenta
Mi alma se quedo desierta
Y te dejé de querer

26 ago. 2010

UN EXTRAÑO SUEÑO - Espinela o décimas


Poema ganador en el concurso de décimas organizado por el foro de poesía "Una ventana abierta a los sueños"

--------------

Ayer tuve un sueño extraño
Soñé que me había muerto
Y de la mano de un tuerto
Iba detrás de un rebaño.
El tuerto con gesto huraño
¡Date prisa! me gritaba
Mientras mi mano apretaba
Y yo con los pies sangrando
A su lado iba temblando
Sin entender que pasaba

No llevaba ropa puesta
Y el tuerto con su ojo raro
Me miraba con descaro
Y lascivia manifiesta.
Yo de terror descompuesta
Gritaba hasta hacerme daño
Y pasó lo más extraño
Ya mi grito era un balido
Yo me había convertido
En una más del rebaño

3 ago. 2010

EL GITANO ( Espinela o décimas)



Caminando va un gitano
Tirando de un borriquillo
A su vera un gitanillo
Llevando un pavo en la mano.
Sujétate ahí mi hermano
Otro gitano le grita
Y disimula la guita
Que el brillo de dos fusiles
Anuncia que los civiles
Se aproximan por la ermita.

Compadre no te me achiques
Que esta guita es bien "ganá"
Que hoy no he "afanao na"
Ni unos viejos alambiques.
Y no han nacido alfeñiques
A quienes tú no cameles
Y con palmas y lereles
Yo capeo el aguacero
Y hoy jalamos carnero
Junto a mis tres churumbeles



2 ago. 2010

LA ROSA MUERTA



De tanto pensar en ti
Ya no sé lo que yo siento
No sé si ya te he olvidado
O si te sigo queriendo

Un día llegaste a mí
Como un caballero andante
Y cual si fuera una rosa
Tu corazón me entregaste

Al instante yo la llave
De mi alma te ofrecí
Un alma resquebrajada
Que no quería vivir
Pero en ella tú creaste
Un bello y dulce jardín
Donde tu rosa brillaba
Cual reluciente rubí

Hoy pienso que fue un sueño
Aquello que yo viví
Un sueño que poco a poco
Se ha ido alejando de mi

Y aquella rosa que un día
Dejaste tú en mi jardín
Hoy la tengo entre mis manos
Y la estoy viendo morir

28 jul. 2010

LA ESPINELA (Décimas)



He de hacer una espinela
Para un concurso del foro
Y hacerla con gran decoro
Es algo que me desvela.
Y aunque la testa me duela
Como soy tan cabezona
Y este reto me apasiona
Yo lograré lo que quiero
No importándome si muero
O el esfuerzo me lesiona.

Poco a poco va saliendo
Sin apenas darme cuenta
Y aunque sale un poco lenta
Lo acabaré consiguiendo.
Así que ir ya digiriendo
Que seré la ganadora
Y por tal merecedora
Del trofeo prometido
Pues ya por fin he parido
La espinela embajadora


16 jul. 2010

ES LA HORA



El sol por el horizonte
Se retira a descansar
El valle ha quedado sombrío
El viento por entre los pinos
Entona un triste cantar

El cielo está ya cubierto
De brillante pedrería
Es la hora del silencio
De las miradas perdidas
La hora de los recuerdos
De sueños y fantasías

La hora en que las conciencias
Despiertan de la hibernación
La hora en que las ausencias
Se clavan en el corazón

La hora de hablar don Dios
De implorar su comprensión
Para este mundo que a veces
Parece que se ha olvidado
Que de sus manos salió

Ya han callado las palabras
El silencio se ha hecho oración
El alma entregada y rendida
Vuela desnuda hacia Dios

13 jul. 2010

ENCUENTRO INESPERADO


Era una mañana de viento, fría y lluviosa, ¿ digo lluviosa? aquello parecía mas bien el diluvio de la biblia que nuevamente volvía.

Al igual que todos los días, regresaba del mercado, llevando en una mano el paraguas y en la otra el carro de la compra, que a pesar de tener ruedas, como iba repleto , lo arrastraba con esfuerzo.

Aunque iba bien pertrechada, la ventisca era tan fuerte, que el paraguas zarandeaba y yo caminaba helada y hasta los huesos calada. De pronto, en una esquina de la calle, me topo con una rata toda remojada, que buscaba resguardarse de la lluvia, tratando de entrar, sin conseguirlo, por un minúsculo agujero que había en la pared de un local abandonado. Al verla pegué un respingo, pero no sé por qué razón, ni con qué intención, me pare a contemplarla. Ella se percató de mi presencia y se quedó quieta mirándome. Estuvimos unos instantes así mirándonos las dos y una extraña sensación me vino de repente.

Al verla allí parada, toda remojada y mirándome con sus ojitos, que yo interpreté de miedo, me pareció tan indefensa y asustada que sentí ternura por ella, como si fuera un gatito que reclamara mi ayuda. Sentimientos enfrentados se agitaban dentro de mi. Mi mente la repudiaba, era una alimaña repugnante y peligrosa, pero mi corazón me decía que era un animal indefenso y asustado tratando de escapar del aguacero y a mi me inspiraba ternura, ¡que barbaridad! Una repugnante rata me había hecho estremecer, pero no de miedo, que hubiera sido lo natural, sino de pena. ¡Qué locura!

La razón se impuso al corazón y por fin me fui de allí pero mientras me alejaba, seguía mirando a la rata, que tampoco dejaba de observarme, hasta que la perdí de vista.

Cuando llegue a casa, me puse a contar la odisea a mi familia y al llegar al punto de la ternura fue tal la expresión que vi en sus caras, que sentí un escalofrío por la espalda y me callé de golpe. Me miraban como quien mira a un loco, seguro que pensaron que había perdido un tornillo o tenía una tuerca del revés. Sin más comentario, di media vuelta y me dediqué a guardar la compra. No volví a mentar para nada a la “pobre rata asustada y remojada”, mejor que olvidaran el incidente, no fuera ser que me pusieran la camisa de fuerza.




9 jul. 2010

SER O NO SER


Hoy soy lo que ya soy
Y que un día dejaré de ser
Volveré a ser alguien que aún no es
Y que mañana, si lo soy
Esta que fui, ya no recordaré

Hoy soy quizá lo que ya fui
O lo que antes fui, nunca seré
Tal vez soy lo que un día otro fue
O quizá lo que hoy soy yo
Alguien pueda mañana ser

Hoy quizá nada soy ya
Quizá fui y ya no soy
Tal vez igual que las estrellas
Soy reflejo de una luz que como ellas
Un día esplendorosa brilló
El reflejo de una luz que como ellas
Hace tiempo ya que se apagó

6 jul. 2010

CHASCARRILLOS


Como reverberan tus ojos
Cuando a mi lado caminas
Y a mi me sudan las manos
Y me arden las mejillas
Y hasta pierdo las enaguas
Cuando embobado me miras

&&&&&&&&&&


No me eches miradas tiernas
Que te estoy viendo venir
Que eres hombre de cavernas
Y con miraditas tiernas
Vas buscando de las hembras
Sus favores conseguir

&&&&&&&&&&


Cuando temblando me miras
Con ojos bobalicones
Y que estas enamorado
Me dices a trompicones
Ay que penita me das
Porque tus ojos no son
Los de un hombre enamorado
Mas bien parecen los ojos
De un carnero degollado

&&&&&&&&&&


Los botones del corpiño
Tú me los quieres soltar
Pero antes has de entregarme
Tus señas de identidad
La cartilla de los cuartos
Y también de sanidad
La escritura de la casa
Si fuera de propiedad
Y si todo es de mi agrado
Yo te daré sin reparo
El corpiño, las enaguas
Y alguna cosita más

&&&&&&&&&&


Cuando te veo en la playa
Con tu cuerpo desgarbado
Con tu bañador a cuadros
Y calcetines doblados
Con tu sombrero de paja
Y tu pinta de apocado
No se si salir corriendo
O mirar para otro lado

Pero luego en el poblado
Te encuentro tan atractivo
Con tu rostro bronceado
Y tu traje deportivo
Que hasta me siento inclinada
A tener algo contigo

Y me hago la encontradiza
Y un beso te doy de amigo
Y escondiendo la sonrisa
De reojo te examino
Y me digo con arrojo
Y disimulo felino
¿Sabes que estás muy jugoso?
De hoy no pasa, hoy te exprimo



&&&&&&&&&&



5 jul. 2010

QUIERO ABRAZARTE



Quiero abrazarte y no puedo
La pasión se antepone a la razón
Pero la distancia es duro escollo
Que reprime con saña al corazón

Nace cada día la esperanza
Y a ella me aferro con vigor
Mas la noche apaga mi templanza
Y el pecho se desgarra de dolor

Disfrazo la voz que se me quiebra
Ocultando apenas los temblores
Y busco en la luz de los albores
Sosiego para el alma prisionera

Pensamientos voluptuosos me sacuden
Y mi espíritu agitado se revela
En mi ayuda presto el sueño acude
Pero aun dormida, mi cuerpo te desea

UN CORAZÓN HA MUERTO


Un corazón ha muerto
Y de luto se visten las palabras
Te quise... mas ya no te quiero
Se perdió mi amor al alba

No me duele no quererte
Me duele haberte querido
Haber compartido tu suerte
Cuando aullando como lobo herido
Venías afligido y doliente
Buscando en mis brazos cariño

Un corazón ha muerto
Y el cielo llora su muerte
Te quise... mas ya no te quiero
El amor que antes fue mi baluarte
Hoy vencido
En la calma del viento duerme

A veces, el pecho todavía sangra
Por el amor que se ha ido
Y busca en las noches la calma
Con los recuerdos perdidos
Pero no me duele no quererte
Me duele más haberte querido

29 jun. 2010

TODO SE HA PERDIDO



Hoy todo se ha perdido
El recuerdo de los muertos
Y el latido de los vivos.
Hoy nadie me ha mirado
Pero una alargada sombra
Entre mis brazos se ha alzado
Y de los sueños prohibidos
Pensamientos retorcidos
Han sucumbido al delirio
De justicias asfixiadas
Entre crueles castigos

Al grito de las ausencias
Los corazones dormidos
Despiertan de la inconsciencia
Y deambulando aturdidos
Se refugian en rincones
De fallidas inocencias

Hoy todo se ha perdido

27 jun. 2010

SOLEDADES - Soneto


------Soneto------

Aquí sigo, atrapada en la maleza
De iracundos y acerbos sentimientos
Intentando ocultar los desalientos
Con fingidos retazos de dureza

Aquí sigo, bebiendo la amargura
Que las sombras de la noche destilan
Y escoltando imposibles que perfilan
Pensamientos que rayan la locura

Despreciando tristes realidades
Me refugio en resquicios de esperanza
Que en danzantes racimos de beldades

Van cubriendo de una falsa templanza
Las sangrantes y ocultas soledades
De un amor que se pierde en la añoranza

21 jun. 2010

LLEGÓ EL VERANO


Por fin tenemos verano
Igual que todos los años
Ya nos ha venido a ver
Junto con esos anuncios
Que machacan por doquier
Con productos milagrosos
“Pa” tener un cuerpo diez
Para lucir el palmito
Tanto ella… como él

Hay que quitar michelines
Y suprimir cartucheras
Eliminar celulitis
Y rebajar posaderas
Y esa tripita en los hombres
Que la dicen cervecera
Y que a mi, que soy sincera
Me parece de primera
Pues los prefiero fondones
A esos otros escurridos
Que van perdiendo calzones

Está claro…no aprendemos
Nos engañan como a chinos
Y caemos como memos
Chocando como cretinos
Siempre con las mismas piedras
Que ruedan por los caminos

Pues… como llegar a creer
Que una crema de alcachofas
De algas o de papaya
O vayan a saber de qué
En solo unos pocos días
Pone el cuerpo del revés
Pasando de rellenito
A estilizado palmito
De la cabeza a los pies

Que se dejen de zarandajas
Y permitan vivir en paz
Que este cuerpo… ¡ahí es na!
Es nuestro y de nadie mas
Y tanto anuncio engañoso
Donde parece que solo
Lo perfecto puede privar
Nos está amargando la vida
Y el placer de la comida
Nos impide disfrutar

Que viva el jamón serrano
Y los callos con vino y pan
Que viva el cochinillo asado
La pularda y el faisán

Que vivan los michelines
Que vivan los kilos de más
Y la tripa cervecera
Signo de felicidad
Olvidemos nuestras curvas
Y QUE VIVA EL BUEN YANTAR

20 jun. 2010

ALGO VA MURIENDO


Algo se va muriendo
En los rincones del alma
Quiza un suspiro tardío
Que de los labios escapa
Va dejando en el olvido
Las ilusiones del alba

El viento lleva nostalgias
Que a las piedras estremecen
Mientras allá, en la distancia
Huracanes de hastío crecen
Amedrentando añoranzas
Que en el recuerdo se mecen

Dejarme que en los silencios
El corazón se detenga
Y entre laureles mantenga
Las ofrendas y prebendas
De unos amores necios

Flagelando los anhelos
Y lapidando esperanzas
Poco a poco va muriendo
Algo dentro del alma

19 jun. 2010

LA NIÑA Y LA REJA



Este poema está inspirado en un poema de mi tío
José Manuel Sánchez Tirado

----------

La noche nace serena
La luna se contonea
Una estrella allá en el cielo
Juguetona parpadea

En los rincones suspiros
En las callejas rumores
Entre las sombras perdidos
Besos que son amores

Con los ojos entornados
La niña en la reja espera
Sin saber qué está esperando
¿Quizá un amor que no llega?
O tal vez sueña, soñando
Con esos besos robados
Que cual racimos dorados
Colgando en el aire quedan

La noche despacio avanza
Sin importarle la espera
La luna ya se engalana
Con su mantilla de seda
Y junto a estrellas de plata
Con las nubes coquetea
Por las ventanas del alba

El reloj marca las horas
Y ya se acercan los claros
En los ojos de la niña
Se ven brillando dos lagos
Y se apagan las farolas
Y sigue esperando sola
Y abrazándose a la reja
La niña en silencio llora

29 may. 2010

ALLÁ EN LA VEGA - Soneto


------Soneto------

Cuando afila el solano por la vega
Los aromas se mezclan con el viento
Y un extraño y punzante abatimiento
Cual furtivo en la noche al alma llega

La nostalgia en los ojos se despliega
Llevando al corazón en su lamento
Que buscando calmar este tormento
A recuerdos oníricos se entrega

Ya la vega recoge la tristeza
En los surcos sembrados de añoranza
Y en rincones resecos la tibieza

Que desprende el sentir de la templanza
Va nutriendo el sueño que ahora empieza
A brotar con raíces de esperanza

24 may. 2010

MONOTONÍA



Hoy de nuevo revivo fantasías
Dispersas por rincones de la mente
Ilusiones de un corazón adolescente
En un alma por los años invadida

Recuerdos en la noche descolgados
Son dardos horadando las entrañas
Deleites que envolvían las mañanas
Se retuercen enclaustrados
Aferrandose con desespero
A renacidos e incontenibles deseos

Mi cuerpo embriagado de nostalgia
Navega entre el hastío y la rutina
Una vaga esperanza me ilumina
Y escondida entre sueños y falacias
Voy acomodándome a la vida
Luchando con tesón y contumacia
Por salir de esta cruel monotonía

23 may. 2010

LA BIEN CASADA



Sintió que el corazón se agitaba
Y la cara se cubría de rubor
Aquellas palabras ya olvidadas
Eran mezcla de hilaridad y estupor

Estoy enamorado de vos
Volvió a repetir el hombre
Mirándola con mansedumbre
Y contenida pasión

Por unos instantes en la mujer
Se alteró su semblante sereno
Aún era hermosa y de buen ver
Y sintió enardecer su ego
Pero como era mujer casada
Y de principios austeros
Ignoró las palabras osadas
Del intrépido caballero

Ha tiempo sintió por sus venas
El fuego de una pasión
Un amor que fue una colmena
De avispas en su corazón
Que se apoderó de su alma
Y robándole la calma
La llenó de dudas y confusión

Ahora camina deprisa
Sin volver la vista atrás
En sus labios una sonrisa
De complacencia y no más
El caballero amoroso
Es solo ilusión fugaz
Allá en la casa el esposo
Entrañable realidad

20 may. 2010

FALSOS LIBERTADORES



Por qué proclamas libertad
Si eres de tu mente prisionero
Y esclavizas la voluntad
Sometiéndote al carcelero
Y erigiéndote sin piedad
En sangriento justiciero

El alma tienes tallada
Con aciagos sentimientos
Y eres frío mausoleo
De nostalgias encalladas
Corrompidas por el tiempo

Por qué proclamas libertad
Y al destierro nos condenas
Pintando de negro la claridad
Y en el pedestal del odio
Con fuego los labios sellas
Cubriéndonos de oprobio
Tu escondida impunidad

De alabastro un alto muro
Con tus manos has levantado
Y tu voz es un conjuro
De remotos abigarrados

Por qué proclamas libertad
Y culminando rencores
Te abrazas a la adversidad
Y te ocultas en la oscuridad
Junto a cobardes agitadores
Que subidos en la atrocidad
Adulteran esa libertad
Disfrazados de libertadores

17 may. 2010

SOLEDAD



Soledad mi vieja amiga
Fiel y leal compañera
En los momentos más duros
De mí nunca tú te alejas

A veces te necesito y te busco
Y rauda a mi lado acudes
Y otras veces sin llamarte
Junto a mi soledad tú vienes

No entiendo, por qué, soledad
Hay quien te tiene pavor
Olvidan que a su lado estarás
Si les golpea el dolor

Yo te amo, soledad
Tu presencia no me asusta
Me conforta saber que contigo
Ni en la muerte estaré sola
Porque tú vendrás conmigo

16 may. 2010

QUISIERA ESTA NOCHE



Quisiera esta noche serena
Bañarme en el mar con la luna
Mecerme en las olas, vestirme de espuma
Sentirme una diosa altiva y hermosa

Correr por la playa alegre y ligera
Libre mi cuerpo cual gaviota viajera
Tumbarme en la arena, mirar las estrellas
Hablar con los peces y contarles mis penas

Pasear por la luz que en el faro parpadea,
Cual lengua de fuego que palpita
Sentir las olas resbalando por mi piel
A veces suaves y tranquilas
Y otras impetuosas y bravías
Cual intrépido corcel

Pintarme escamas de plata
Adornarme de caracolas y perlas
Cubrirme con polvo de estrellas
Danzar con sirenas y delfines
Y adentrándome en el mar
Perderme en sus confines

10 may. 2010

ESCARCHA DE SUEÑOS



Las rocas del mar
se estremecen
Al saber de tu traición
Y las olas se enfurecen
Al sentir como se crecen
Tu arrogancia y mi dolor

Yo soñaba entre tus brazos
Y en ellos descubrí el amor
Y acrisolando retazos
De un sorprendido rumor
Te fui poco a poco entregando
Mi inocencia y mi candor

Hoy en la distancia siento
El glacial de tus palabras
Y de mi vida el aliento
Como una luz que se apaga
Se va lentamente extinguiendo

Abismos de noches eternas
En mis ojos se reflejan
Y en el cristal de mi llanto
Las nieves del desencanto
Escarcha de sueños dejan

UN PENSAMIENTO


Las dudas a veces me atormentan
Y me llenan de angustioso desazón
¿Es la muerte en la vida una meta?
¿Hay de la existencia una razón?
¿Y yo quien soy… o que soy yo?

¿Soy quizá un suspiro vacilante
Que en el aire se perdió?
¿O tal vez una luz errante
Que de la nada escapó?
¿O soy un fugaz pensamiento
Que en su mente divina forjó
Ese ser que llamamos Dios?

Los suspiros son nostalgias
Que en el aire van quedando
Y es la luz con su arrogancia
Que las sombras va clareando
Y si solo soy un suspiro
O no soy mas que una luz
¿Por qué tengo sentimientos?
¿Por qué dudo y me atormento
Y llevo en el pecho una cruz?
¿Por qué se estremece mi piel
Con una caricia de amor?
¿ Por qué se revela mi ser
Ante tanta violenta opresión?

¿Será tal vez porque soy
Un pensamiento de Dios?
Un pensamiento que alberga
El pálpito de un corazón
Donde un alma se recrea
Con ensueños de evasión
Donde un pecho algunas veces
Se quiebra por el dolor

Quizá soy un pensamiento
Que del cielo vino a caer
Un pensamiento de Dios
Que a Dios deberá volver

7 may. 2010

LA BODA SE SERAFÍN


----Poema para niños----
.............


La rana Doña Jimena
Hoy se ha vestido de gala
Con unas medias de seda
Y una chaqueta de pana

Tiene que ir a la boda
De su primo Serafín
Un simpático sapito
Vivaracho y parlanchín
Que se casa con Lupita
Una preciosa ranita
Con familia de postín
Y que conoció en la charca
De su amigo Valentín

Peinados y engalanados
Ya se ve a los invitados
Por el camino llegar
Saltamontes, hormiguitas
Lagartos y lagartijas
Unas cuantas caracolas
Y también las mariquitas
Ellas con traje de cola
Y ellos traje de levita

Un escarabajo negro
Está preparando la orquesta
Que formada por los grillos
Amenizará la fiesta

Impacientes y contentos
Todos esperando están
A que llegue el gran momento
De poder el diente hincar
Al magnífico festín
De esta fiesta colosal
La boda de Serafín
Una boda sin igual

6 may. 2010

NO SÉ CONSOLARTE


No paras de llorar
Y yo no sé consolarte
Una vez más olvido las palabras
Y enciendo los silencios
Que se crecen en el alma
Y te miro
Y quiero acabar con ese infierno
Donde mueren las sonrisas
Justificando mentiras
Donde lo irreal se teje
Con las hebras de la vida

No paras de llorar
Y te miro con temblor cansado
Buscando imposibles vacíos
Entre cenizas de hastío
Y arrebatando gemidos
A hermetismos fecundados
En el cauce seco del olvido

No paras de llorar
Y yo no sé consolarte
Y me hundo en tu mutismo
Recorriendolo anhelante
Buscando entre tus manos
De mis derrotas la sangre

Y la tristeza me llama
Y la sigo a todas partes
Dejando un reguero de sueños
Rotos en un instante

Y no paras de llorar
Y yo no sé consolarte

5 may. 2010

EL CIBERAMANTE



¿Sabía Vd. D. Manuel
Que ahora se ha puesto de moda
Tener un novio por internet?
Bueno digamos mejor un amante
Pues solo sirve “pa” entretener

Mire Vd. D. Manuel
Quizá pensándolo bien
No sea una mala idea
Lo del amante por internet
Pues es fácil de llevar
Y parece que es buen remedio
Para curar la ansiedad

Las prisas y la rutina
El trabajo de la casa
Entre peroles en la cocina
Las veladas interminables
Frente a una tele aburrida
Con un marido dormido
Y roncando como un gorila

Todo ello D. Manuel
Puede llevarte también
A la depresión o al estrés
Y para eso un ciberamante
Quizá vendría muy bien

Además fíjese Vd. D. Manuel
Lo cómodo que debe de ser
Tener un amante virtual
Con el que puedes estar
En pijama y sin peinar
Con la cara recién lavada
Y los labios sin pintar

Y si te aburres de conversar
Te puedes sin temor marchar
Y sin dar explicación
Simulando algo tan normal
Como una desconexión

Su paisano D. Hilarión
En castiza y antigua canción
Ya dijo una gran verdad
Con aquello de que las ciencias
Adelantan una barbaridad
¿Porque puede Vd. creer D, Manuel
Que dicen que hasta el amor
Se puede también hacer
Por medio del internet?

Vd. y yo D. Manuel
Que ya no somos de ayer
No podemos comprender
Que el amor se pueda hacer
Sin ver, ni tocar ni oler

Pero no se alarme D. Manuel
Que no hay peligro
Un día el juego termina
Y cada mochuelo a su olivo
Tal y como debe de ser

Ya sabe Vd. D. Manuel
Que la tauromaquia en España
Es de mucha calidad
Por algo en nuestro país
Las corridas de toros
Son la fiesta nacional

Que le vamos a hacer
Son las cosas de la vida
¡Vivir para ver D. Manuel!

27 abr. 2010

A UN NIÑO


Que bello eres niño...que bello
Con tu inocencia y candor
Entre el hambre y el dolor
Palpitando está con fuerza
Tu pequeño corazón

Querubín de negro cabello
Y de azabache la piel
Con olor a menta y romero
Y sonrisa con sabor a hiel
Son tus ojos dos estrellas
Esculpidas en marfil
Que radiantes del cielo cayeron
Una noche oscura de abril

Manitas de seda y jazmín
Agarrándose fuerte a la vida
Y la boca una flor carmesí
Que sedienta se marchita

Tú no eres canto de vida
No eres ilusión y esperanza
Eres promesa perdida
Que nació y murió con el alba

Tu grito desesperado
Es clamoroso lamento
Que sube alto…muy alto
Pero lo ahoga el silencio

Llora fuerte niño mío
Que tu llanto hoy dolorido
Y envuelto en el desaliento
Mañana será un bramido
Que romperá los cimientos
De este mundo corrompido

25 abr. 2010

EL ENTIERRO


Por el camino polvoriento
En silencio el cortejo pasa
Un rayo de sol incruento
Que la quietud acompasa
Pone reflejos de plata
Sobre los campos sedientos

Semblantes que escupen tristeza
Van al muerto acompañando
Tímida la lluvia austera
Llega cual plañidera
Por el difunto llorando

Las campanas de la iglesia
A muerto están repicando
Y allá en el campo santo
Con el rostro compungido
La gente le esta esperando
Para despedir con llanto
Al amigo que se ha ido

En sus entrañas la tierra
Con suspiros y oraciones
El cuerpo sin vida recoge
Los rumores de aflicciones
Hasta al aire sobrecogen

Ya han callado las campanas
Y el cielo pinta de grana
Sus reflejos estelares
Lenta la comitiva
Regresa hacia sus hogares
La misión está cumplida
Hoy es todo y nada será mañana
El muerto en el hoyo se olvida
Y los vivos … de jarana

24 abr. 2010

NO DIGAS NADA



No digas nada, solo abrázame
Apriétame junto a tu pecho
Y siente el calor de mis besos
Que de mis labios sedientos
Escapan cual mariposas
Buscando calmar en tu boca
Esta sed que me sofoca

No temas...ven a mi lado
Acerca tu mano a mi piel
Y siente mi carne encendida
Que es antorcha enfurecida
Queriendo contigo arder

No digas nada...solo mira mis ojos
Que brillan radiantes por ti
Y escucha mi corazón
Que a gritos te esta llamando
Implorando del tuyo amor

No digas nada...solo ven conmigo
Yo sabré amarte como deseas
Veremos juntos mil primaveras
Y cuando llegue el invierno frío
Cubriré nuestro lecho de rosas
Y haré crecer para ti los lirios

Ven amor ven... no temas

21 abr. 2010

LA MATANZA


Era aún muy temprano y yo ya me había despertado. Aunque no tenía que ir al colegio, pues eran las vacaciones de Navidad, la costumbre había hecho que me despertara pronto. No tenía sueño, pero me encontraba muy a gusto en la cama y me resistía a salir de ella.

Hacía frío, durante la noche había nevado y la escarcha cubría parcialmente los cristales de la ventana. La casa de mis abuelos, donde yo solía ir a pasar las vacaciones, tanto las de verano como las de invierno, era una casa de pueblo, una casa grande de tres pisos, dos de vivienda y el tercero un camarote donde guardaban la paja, alimento para el ganado en el invierno y que además estaba lleno de trastos y artilugios que a mi me fascinaban y me gustaba ir a curiosear. En los bajos había un establo que, a esas horas de la mañana, era la zona mas caliente de toda la casa. Una cocina económica, o sea de leña y carbón, además de algún que otro brasero distribuido por la casa, era lo que poco a poco la caldeaba.

Estaba acurrucada en la cama viendo, a través de los cristales cubiertos de escarcha, los montes nevados y dejando correr la imaginación con sueños y fantasías propias de una niña de 8 años, cuando unos estridentes chillidos me sobresaltaron. Metí la cabeza entre las mantas a la vez que con mis manos me tapaba los oídos. Sabía lo que eran aquellos gritos pero no podía soportarlos, me angustiaban y me daban escalofríos.

Era la época de la matanza y como todos los años por esas fechas, mis abuelos, como la mayoría de los aldeanos, mataban un cerdo. Solían hacerlo en el portalón de la entrada y aunque los dormitorios estaban en el primer piso, los gritos del cerdo eran tan fuertes que se oían desde cualquier rincón de la casa.No sabía, ni lo sé ahora, el por qué de matar al cerdo de una forma tan cruel. Por supuesto que no es por sadismo, debe de tener sus razones, pero yo, a pesar de que año tras año vivía el mismo ritual, no me acostumbraba y siempre me producía una terrible sensación de angustia, a la vez que una gran pena por el pobre gorrino, aunque luego me encantaba comer el jamón y los chorizos.

Estuve un buen rato metida bajo las mantas, hasta que por fin me di cuenta que el cerdo había pasado a mejor vida, entonces perezosamente me levanté de la cama y mas perezosamente aún fui a asearme, bueno mas bien a lavarme como los gatos, como diría mi abuela, pues con el frío que hacía cualquiera se ponía bajo el grifo. La casa no tenía agua caliente, cuando se necesitaba se sacaba de un deposito que la cocina económica llevaba incorporado, pero claro, la cocina estaba en el piso de abajo y llegar hasta ella, con aquel frío y en ropa de cama, era toda un heroicidad, así que lo más practico era asearse con el agua de una jarra que por la noche se subía a la habitación y aunque no estaba tan fría como la que salía por el grifo, para una cría de 8 años era casi una tortura.

Después de asearme, sin apenas tocar el agua, bajé a desayunar mi tradicional desayuno, un tazón de leche de las vacas del establo, con pan desmigado, que a mi me sabía a gloria y que hoy día, a pesar de haber rebasado el medio siglo, sigo tomando con deleite, aunque la leche ahora no sea la misma.

Cuando terminé mi desayuno salí al portalón, para ver el trajín de la matanza que me gustaba mucho contemplar, pues después de superado el sofocón por los chillidos del animal, toda la parafernalia que seguía me entusiasmaba. En los pueblos, la matanza del cerdo es casi como una fiesta que incluso, al final, se remata con una gran comilona compuesta de una buena alubiada con todos los sacramentos, como llaman aquí a los productos del cerdo que se echan al cocido de alubias, que son chorizo, morcilla, costilla y tocino.

En el portalón, sobre helechos secos, estaban chamuscando al cerdo para quemar todos los pelos de la piel. Como hacía frío, era muy agradable estar allí y me quedé contemplando como después de chamuscarlo y rasparlo para quitarle lo quemado, lo colgaban de un gancho que había en el techo, colocado para ese fin. De esta guisa lo abrían en canal y lo vaciaban y así colgado lo dejaban hasta el día siguiente para que se oreara y a la espera de ser analizado por el veterinario y que éste diera el visto bueno para su consumo. Entonces lo descuartizaban y era cuando comenzaba el verdadero trabajo de la matanza, que consistía, después de descuartizarlo, en confeccionar las morcillas y los chorizos, preparar los jamones para su curación, así como el lomo, el tocino y demás partes del cerdo, que todo ello serviría para tener una buena despensa durante el invierno y que no faltaran alimentos, sobre todo si se quedaban, como pasaba a veces, bloqueados por la nieve.Yo no perdía detalle, una vez muerto el animal y sabiendo que ya no sufría, no me impresionaba ver todo aquello y me sentía muy a gusto en aquel ambiente caldeado y con olor a humo.

Al cabo de un rato, ya me empecé a aburrir y pensando que lo del día siguiente sería mas emocionante, me abrigué bien y salí a corretear, junto con otras niñas, por el pueblo, que cubierto de un reluciente manto blanco parecía una postal de navidad y resultaba muy divertido librar batallas de bolas de nieve, así como ir en busca de carámbanos, o chupetes de hielo, como los llamábamos y que chupábamos con gran fruición como si de golosinas se tratara.

Pasé toda la mañana correteando y tirándome sobre la espesa y blanca capa que parecía un lecho de algodón, saltando sobre los charcos de hielo, chupando carámbanos y haciendo muñecos de nieve. Me sentía feliz, y ya me había olvidado totalmente de aquel pobre que colgaba de un gancho, a la espera de ser descuartizado.