Copyright

Copyright

28 jul. 2010

LA ESPINELA (Décimas)



He de hacer una espinela
Para un concurso del foro
Y hacerla con gran decoro
Es algo que me desvela.
Y aunque la testa me duela
Como soy tan cabezona
Y este reto me apasiona
Yo lograré lo que quiero
No importándome si muero
O el esfuerzo me lesiona.

Poco a poco va saliendo
Sin apenas darme cuenta
Y aunque sale un poco lenta
Lo acabaré consiguiendo.
Así que ir ya digiriendo
Que seré la ganadora
Y por tal merecedora
Del trofeo prometido
Pues ya por fin he parido
La espinela embajadora


16 jul. 2010

ES LA HORA



El sol por el horizonte
Se retira a descansar
El valle ha quedado sombrío
El viento por entre los pinos
Entona un triste cantar

El cielo está ya cubierto
De brillante pedrería
Es la hora del silencio
De las miradas perdidas
La hora de los recuerdos
De sueños y fantasías

La hora en que las conciencias
Despiertan de la hibernación
La hora en que las ausencias
Se clavan en el corazón

La hora de hablar don Dios
De implorar su comprensión
Para este mundo que a veces
Parece que se ha olvidado
Que de sus manos salió

Ya han callado las palabras
El silencio se ha hecho oración
El alma entregada y rendida
Vuela desnuda hacia Dios

13 jul. 2010

ENCUENTRO INESPERADO

Era una mañana de viento, fría y lluviosa, ¿ digo lluviosa? aquello parecía mas bien el diluvio de la biblia que nuevamente volvía.

Al igual que todos los días, regresaba del mercado, llevando en una mano el paraguas y en la otra el carro de la compra, que a pesar de tener ruedas, como iba repleto , lo arrastraba con esfuerzo.

Aunque iba bien pertrechada, la ventisca era tan fuerte, que el paraguas zarandeaba y yo caminaba helada y hasta los huesos calada. De pronto, en una esquina de la calle, me topo con una rata toda remojada, que buscaba resguardarse de la lluvia, tratando de entrar, sin conseguirlo, por un minúsculo agujero que había en la pared de un local abandonado. Al verla pegué un respingo, pero no sé por qué razón, ni con qué intención, me pare a contemplarla. Ella se percató de mi presencia y se quedó quieta mirándome. Estuvimos unos instantes así mirándonos las dos y una extraña sensación me vino de repente.

Al verla allí parada, toda remojada y mirándome con sus ojitos, que yo interpreté de miedo, me pareció tan indefensa y asustada que sentí ternura por ella, como si fuera un gatito que reclamara mi ayuda. Sentimientos enfrentados se agitaban dentro de mi. Mi mente la repudiaba, era una alimaña repugnante y peligrosa, pero mi corazón me decía que era un animal indefenso y asustado tratando de escapar del aguacero y a mi me inspiraba ternura, ¡que barbaridad! Una repugnante rata me había hecho estremecer, pero no de miedo, que hubiera sido lo natural, sino de pena. ¡Qué locura!

La razón se impuso al corazón y por fin me fui de allí pero mientras me alejaba, seguía mirando a la rata, que tampoco dejaba de observarme, hasta que la perdí de vista.

Cuando llegue a casa, me puse a contar la odisea a mi familia y al llegar al punto de la ternura fue tal la expresión que vi en sus caras, que sentí un escalofrío por la espalda y me callé de golpe. Me miraban como quien mira a un loco, seguro que pensaron que había perdido un tornillo o tenía una tuerca del revés. Sin más comentario, di media vuelta y me dediqué a guardar la compra. No volví a mentar para nada a la “pobre rata asustada y remojada”, mejor que olvidaran el incidente, no fuera ser que me pusieran la camisa de fuerza.

9 jul. 2010

SER O NO SER


Hoy soy lo que ya soy
Y que un día dejaré de ser
Volveré a ser alguien que aún no es
Y que mañana, si lo soy
Esta que fui, ya no recordaré

Hoy soy quizá lo que ya fui
O lo que antes fui, nunca seré
Tal vez soy lo que un día otro fue
O quizá lo que hoy soy yo
Alguien pueda mañana ser

Hoy quizá nada soy ya
Quizá fui y ya no soy
Tal vez igual que las estrellas
Soy reflejo de una luz que como ellas
Un día esplendorosa brilló
El reflejo de una luz que como ellas
Hace tiempo ya que se apagó

6 jul. 2010

CHASCARRILLOS


Como reverberan tus ojos
Cuando a mi lado caminas
Y a mi me sudan las manos
Y me arden las mejillas
Y hasta pierdo las enaguas
Cuando embobado me miras

&&&&&&&&&&


No me eches miradas tiernas
Que te estoy viendo venir
Que eres hombre de cavernas
Y con miraditas tiernas
Vas buscando de las hembras
Sus favores conseguir

&&&&&&&&&&


Cuando temblando me miras
Con ojos bobalicones
Y que estas enamorado
Me dices a trompicones
Ay que penita me das
Porque tus ojos no son
Los de un hombre enamorado
Mas bien parecen los ojos
De un carnero degollado

&&&&&&&&&&


Los botones del corpiño
Tú me los quieres soltar
Pero antes has de entregarme
Tus señas de identidad
La cartilla de los cuartos
Y también de sanidad
La escritura de la casa
Si fuera de propiedad
Y si todo es de mi agrado
Yo te daré sin reparo
El corpiño, las enaguas
Y alguna cosita más

&&&&&&&&&&


Cuando te veo en la playa
Con tu cuerpo desgarbado
Con tu bañador a cuadros
Y calcetines doblados
Con tu sombrero de paja
Y tu pinta de apocado
No se si salir corriendo
O mirar para otro lado

Pero luego en el poblado
Te encuentro tan atractivo
Con tu rostro bronceado
Y tu traje deportivo
Que hasta me siento inclinada
A tener algo contigo

Y me hago la encontradiza
Y un beso te doy de amigo
Y escondiendo la sonrisa
De reojo te examino
Y me digo con arrojo
Y disimulo felino
¿Sabes que estás muy jugoso?
De hoy no pasa, hoy te exprimo



&&&&&&&&&&



5 jul. 2010

QUIERO ABRAZARTE



Quiero abrazarte y no puedo
La pasión se antepone a la razón
Pero la distancia es duro escollo
Que reprime con saña al corazón

Nace cada día la esperanza
Y a ella me aferro con vigor
Mas la noche apaga mi templanza
Y el pecho se desgarra de dolor

Disfrazo la voz que se me quiebra
Ocultando apenas los temblores
Y busco en la luz de los albores
Sosiego para el alma prisionera

Pensamientos voluptuosos me sacuden
Y mi espíritu agitado se revela
En mi ayuda presto el sueño acude
Pero aun dormida, mi cuerpo te desea

UN CORAZÓN HA MUERTO


Un corazón ha muerto
Y de luto se visten las palabras
Te quise... mas ya no te quiero
Se perdió mi amor al alba

No me duele no quererte
Me duele haberte querido
Haber compartido tu suerte
Cuando aullando como lobo herido
Venías afligido y doliente
Buscando en mis brazos cariño

Un corazón ha muerto
Y el cielo llora su muerte
Te quise... mas ya no te quiero
El amor que antes fue mi baluarte
Hoy vencido
En la calma del viento duerme

A veces, el pecho todavía sangra
Por el amor que se ha ido
Y busca en las noches la calma
Con los recuerdos perdidos
Pero no me duele no quererte
Me duele más haberte querido