Copyright

Copyright

27 sept. 2010

LA CARACOLA


De nuevo estoy frente a ti
Mar de mi adolescencia
Amiga de mi juventud
Nostalgia durante la ausencia
Cuantas veces en tus playas
Dejaron mis pies sus huellas
Y mi cuerpo se vistió de espuma
Entregándome a tus aguas
Abrazándome a las olas

En noches de luna llena
Siempre a tu lado estaba
Yo te contaba mis penas
Tú en silencio me escuchabas
A veces conmigo llorabas
Y otras bramando con furia
Contra las rocas chocabas

¿Sabes amiga querida?
Aún conservo aquel regalo
Que el día de mi partida
Dejaste junto a la orilla
Una hermosa caracola
De relucientes colores
Que siempre llevé conmigo
Sabía que parte de ti
En ella se había escondido

Y en esa mi larga ausencia
Si la añoranza me ahogaba
Ese trocito de mar
Que la caracola guardaba
Yo lo llevaba a mis labios
Y con fervor lo besaba

Como bálsamo a mis penas
Lágrimas de mis ojos
Por mis mejillas corrían
Y al bañar la caracola
El milagro se producía
¿Milagro? ¿Sueño? ¿Fantasía?
No importa, que mas daba
Yo junto a mi te sentía
Arrogante, impetuosa, viva

Acariciaba mis hombros
Una brisa con olor a sal
Y hasta mi cara llegaban
Pequeñas gotas de mar

Ingrávido mi cuerpo flotando
Con la bruma se fundía
Una suave y tibia caricia
En mis labios yo sentía
Era el beso de una ola
Esa ola que en la playa un día
Me entregó una caracola


26 sept. 2010

HEREDEROS DEL QUIJOTE


Que nadie lo ponga en duda
Porque os puedo asegurar
Que el quijotismo en España
Es lábel de calidad.
Y rememorando al hidalgo
De contiendas delirantes,
Que por tierras de Castilla
Y a lomos de Rocinante,
Luchaba contra molinos
Impertérritos gigantes,
Nosotros sus herederos
Y de esta tierra integrantes,
Muy dignamente portamos
De su locura estandarte

Y de utopía investidos,
Sobre un postinero jamelgo
De nombre Constitución,
Batallamos sin sentido
Por una vida mejor,
Y al igual que el triste hidalgo
Chocamos como cretinos
Contra dos grandes molinos
El poder y la ambición


22 sept. 2010

EL PATITO MIEDOSO


----Poema para niños----

Tres patitos por el campo
Van siguiendo a su mamá
Dos de color amarillo
Y otro muy pequeñito
Blanco como la sal
Se dirigen hacia el lago
Van a aprender a nadar
Y su mamá la patita
A los tres les va a enseñar

Los patitos amarillos
Junto a mamá muy contentos
Cua…cua…cua…cantando van
Pero el blanco chiquitito
Detrás de sus hermanitos
Llora y llora sin cesar

Al lago no quiero ir
Dice el patito llorando
No quiero aprender a nadar
Porque el agua está muy fría
Y me puedo resfriar

Ya están todos en el lago
Al agua ya van a entrar
Solo el patito chiquito
Testarudo y asustado
Quiere de allí escapar

La mamá muy enfadada
Trata de convencer
A su patito miedoso
Que a nadar ha de aprender
Porque todos los patitos
Tienen que nadar muy bien
Pero el patito chiquito
Piensa que se puede ahogar
Y ni una sola plumita
Está dispuesto a mojar

Por fin la mamá patita
Con la solución ha dado
Un pequeño flotador
En el lago ha divisado
Un flotador que algún niño
Se lo ha dejado olvidado

Ahora el patito chiquito
Está feliz y radiante
Recorriendo todo el lago
Con su flotador flamante
Y con los ojos brillantes
Va siguiendo a sus hermanos
Que guiados por mamá
Nadan ya muy confiados
Y juntos los tres a la par
Van cantando sin parar
Cuacuacua...cuacua...cuacua

21 sept. 2010

ASÍ DE PRONTO



Así de pronto
Soñé contigo
Así de pronto
Te recordé
Pensé en tus ojos
En tu sonrisa
Y en tu querer
Y en aquel beso
De labios rojos
Que con arrojo
Yo te robé

Así de pronto
Soñé contigo
Así de pronto
Yo recordé
La tarde aquella
Que junto al rio
Fui tu mujer
Y en el recuerdo
Llegó tu aroma
Y de él envuelta
Me embelesé
Y al evocarte
Sentí tu ausencia
Y así de pronto
Por ti lloré

18 sept. 2010

LA NIÑA MUERTA



Es una noche invernal
La luna las nubes viste
Con su brillo de metal
Murmullos apagados y tristes
Se filtran entre las ramas
Esculpidas en cristal

El viento por la cañada
Viene sembrando el olvido
La tierra sus secretos calla
Y arropados por la nieve
Quedan los campos dormidos

Es una noche invernal
Una llama parpadea
Rompiendo la oscuridad
El humo de la chimenea
Pinta en el cielo una estela
Que hasta Dios quiere llegar

Callados suspiros y llantos
Errantes por el aire van
La niña parece dormida
Con su rostro angelical
Y dulce sonrisa bruñida
En labios fríos como un glacial

Descansa pequeña mía
En tu remanso de paz
Descansa niña tranquila
Que tu sueño las estrellas
No han dejado de velar
Y allí al lado de ellas
Eres ya una estrella más

Es una noche invernal
Lágrimas de oro y plata
Tiemblan en la oscuridad
La frágil y hermosa niña
Su estrella se fue a buscar
Voló alto…tan alto...
Que en brazos de Dios está

LA MADRUGADA



Se desliza la madrugada
Acariciando el asfalto
El viento desde lo alto
Coquetea con la noche
Despojándola de su manto

Luciérnagas moribundas
Ya las farolas alumbran
Con destellos de agonía
Manteniendo en la penumbra
Desventurados rincones
Refugios improvisados
De aquellos que derrotados
Descansan sobre cartones

Unas mentes aturdidas
Por los vapores de alcohol
Cual mariposas tullidas
Se arrastran entre las sombras
Junto al dolor que no asombra
En pos de su perdición

Las ventanas débilmente
Se empiezan a iluminar
A través de los visillos
Se advina el palpitar
Una sirena sonando
Rasga la oscuridad
La ciudad aletargada
Ya comienza a despertar

17 sept. 2010

COSAS DE LA VIDA (Mis charlas con D. Manuel)



D. Manuel querido amigo
Vd. que ya es veterano
Y que ya mucho ha vivido
Pueda quizá explicarme
Si es que hay explicación
El por qué y la razón
Que a muchas mujeres lleva
A perder su condición
Comportándose como gatas
En celo y con la ambición
De encontrar un cualquier macho
Que apacigüe su calor

Y lo peor, es el caso
Que los hombres aprovechan
Su desmedido furor
Revoloteando entre ellas
Cual avispas en acción
Buscando la mejor presa
“Pa” clavar el aguijón

Y yo, como mujer que soy
Me sonrojo avergonzada
Viendo como se denigran
Peleando sin medida
Por los machos de la manada

Claro que bien pensado
No es cosa de sofocarse
Pero tampoco sufrirlo
En silencio y expectante
Cual si fueran hemorroides
De picores vergonzantes

Lo mejor mi buen amigo
Será dejarlo correr
Y que siga su curso el río
Que aunque le cambien el cauce
Llega siempre a su destino

Y sabe además también
Que nada podemos hacer
Son las cosas de la vida
Y ésta no es panal miel
Por eso diré como siempre
¡Vivir para ver D. Manuel!

16 sept. 2010

ATARDECER EN LA ALDEA (Espinela o décimas)



Bello atardecer que llega
Con aroma de hierba buena
Y un viejo reloj que suena
Poniendo fin a la siega.
El sol sus rayos ya pliega
Y el labrador se retira,
Un niño a lo lejos mira,
Por un camino de barro
De un destartalado carro
Con esfuerzo un burro tira.

Las comadres al rosario
Se dirigen sin demora,
El cura llega a deshora
Portando un viejo breviario.
Arriba en el campanario
Una campana voltea
Ya las sombras a la aldea
Se aproximan sigilosas
Y entre las luces acuosas
La nostalgia se recrea.



9 sept. 2010

NO ME JUZGUES



No me juzgues por querer ser diferente
Por querer huir de la rutina
Que encadena lentamente
Por robar de los anhelos inocentes
El hechizo que respiran
Y el brillo de unos ojos relucientes
Que se apagan sin saber a donde miran

Después de estos días vendrán
El absurdo vacío de otros días
Y uniendo el cielo con el ancho mar
En lento y monótono caminar
Se irán perdiendo a la deriva

No me juzgues por querer ser diferente
Por querer emborronar cuartillas
Con sueños que en el alma anidan
Sueños que ahora se ocultan
Bajo un lecho de hojas amarillas

Tras las horas que se pliegan sin sentido
Se acercan cotidianos abrumados
Por tumultos de inarmoniosos latidos
Que a merced de temores cultivados
Oscilan cual marionetas con hilos

No me juzgues por querer ser diferente
Por querer encontrar un atisbo
De bondad entre la gente
Por abrazarme al amor
Y de su aroma envolverme
Por dejar volar al corazón
Y creer que existe un cielo
Con un Dios preciso y clemente
Por querer nadar contracorriente
Por querer ser como soy
En un mundo diferente


7 sept. 2010

NI SIQUIERA LO INTENTÉ



Ni siquiera lo intenté
Y sin darme apenas cuenta
Un día te empecé a querer

Despertaba en las mañanas
Con un nuevo amanecer
Con la ilusión en el alma
De un glorioso renacer

Tu vida era mi vida
Y tu ausencia mi tormento
Y en noches largas y frías
Hasta tu lecho corría
Mi ardoroso pensamiento
Que envuelto en mil fantasías
Calmaba mi desaliento

Ni siquiera lo intenté
Y sin darme apenas cuenta
Abrió el corazón la puerta
A una esperanza sin fe

El silencio despiadado
Inmoló la confianza
Poniendo grueso candado
A recuerdos y añoranzas
En un amor congelado
Bajo una capa de escarcha

Ensoñaciones y anhelos
Ilusiones y alegrías
Iban con desconsuelo
En tediosa letanía
Hacia un escondido cielo
Mas lejano cada día

Ni siquiera lo intenté
Y sin darme apenas cuenta
Mi alma se quedo desierta
Y te dejé de querer