Copyright

Copyright

8 oct. 2013

BREVERÍAS


La fea, la llaman muchos
y es que no saben mirar,
sólo ven lo que sus ojos
les transmiten al pasar.
Ojos ciegos por demás,
a una belleza escondida
y de un encanto especial,
y que solo aquel que sabe
mirar mucho más allá
podrá, para dicha y gloria,
de la misma disfrutar.
………………………..

Las campanas de la torre
hoy no dejan de sonar,
porque en la ermita se casa
el hijo del sacristán,
y el pueblo entero festeja
la suerte de este zagal,
un zagal corto de mente
y feo como el que más.

Es por eso que la gente,
con el asombro patente,
va diciendo este refrán
“para un descosido un roto
siempre se puede encontrar”
………………………….
Y sus ojos relucían
con un brillo misterioso,
y sus labios se entreabrían
en un gesto doloroso,
mientras sus pálidas manos
asían con desespero,
el vaso que le daría,
por fin, el descanso postrero.
………………………….

El silencio que llega con la noche,
me trae recuerdos del pasado,
un pasado de mí tan alejado
que dudo si habrá existido,
o sólo tal vez lo he soñado.

A veces me entristece recordarlo
y otras me recreo en lo vivido,
pero siempre el alma me perfuman,
los aromas de aquello que se ha ido.



26 sept. 2013

EL OTOÑO EN MI TIERRA


Es el otoño en mis costas
Un amigo cauteloso
Que no se atreve a llegar
Eclipsado por el sol
De un verano perezoso
Que se resiste a marchar

Un verano que marchita
Sobre los montes y el mar
Pero se aferra a la tierra
Con desmesurado afán
Y la tierra enojada le grita
Que ya es hora de emigrar
Que está sedienta y cansada
Y necesita la lluvia
Para poder respirar

El viento llega apremiante
Incitando al verano a marchar
Y frente a tal contrincante
Se tiene que resignar
Ofreciendo su sitio al otoño
Que acariciando los sueños
Decidido se acerca ya
Portando con ilusión
La romántica abstracción
Que va dejando en el alma
Esta sublime estación



2 sept. 2013

EL GETA DE SEBASTIÁN


No me gusta trabajar
Decía con desparpajo
El geta de Sebastián.
Cosa dura es el trabajo
Que la absurda humanidad
Tuvo la mala ocurrencia
De tiempo atrás inventar

No quiero ser empresario
Ni ejecutivo aburrido
Con cara de dromedario
Ni quiero doblar la cerviz
Y gastar mis energías
Trabajando día a día
Como un currante infeliz

Yo quiero ser trotamundos
Viajando de acá para allá
Y a tope cada segundo
De la vida disfrutar

Y cuando llegue el retiro
De esta vida mundanal
Asentaré la cabeza
De forma tradicional
Casaré con una joven
Honesta, rica y formal
Que con mi porte aguerrido
Será fácil conquistar

Y mientras haya billetes
Nuestro amor será fornido
Pues estos serán los grilletes
Que nos mantengan unidos

Y viviremos felices
Y comeremos perdices
Y a todos esos farsantes
Que digan que soy un tunante
Vividor y mantenido
Les diré con buen talante
¡Que me quiten lo vivido!