Copyright

Copyright

8 oct. 2013

BREVERÍAS


La fea, la llaman muchos
y es que no saben mirar,
sólo ven lo que sus ojos
les transmiten al pasar.
Ojos ciegos por demás,
a una belleza escondida
y de un encanto especial,
y que solo aquel que sabe
mirar mucho más allá
podrá, para dicha y gloria,
de la misma disfrutar.
………………………..

Las campanas de la torre
hoy no dejan de sonar,
porque en la ermita se casa
el hijo del sacristán,
y el pueblo entero festeja
la suerte de este zagal,
un zagal corto de mente
y feo como el que más.

Es por eso que la gente,
con el asombro patente,
va diciendo este refrán
“para un descosido un roto
siempre se puede encontrar”
………………………….
Y sus ojos relucían
con un brillo misterioso,
y sus labios se entreabrían
en un gesto doloroso,
mientras sus pálidas manos
asían con desespero,
el vaso que le daría,
por fin, el descanso postrero.
………………………….

El silencio que llega con la noche,
me trae recuerdos del pasado,
un pasado de mí tan alejado
que dudo si habrá existido,
o sólo tal vez lo he soñado.

A veces me entristece recordarlo
y otras me recreo en lo vivido,
pero siempre el alma me perfuman,
los aromas de aquello que se ha ido.