Copyright

Copyright

25 nov. 2015

A TI SEÑOR

---Soneto---


Aunque el mundo me dé su indiferencia
no me importa porque sé que Tú me amas,
porque sé cuánto amor Señor derramas
y  me basta tener tu complacencia.

Cuando el pecho se quiebra compungido
y el alma se desangra dolorida,
a Ti acudo segura y convencida
aun sabiendo Señor que te  he ofendido.

Porque eres el pastor de este rebaño
que cuida con amor de sus ovejas,
tratando que no sufran ningún daño
y aunque mucho me duela tu regaño
más me duele si Tú de mi te alejas,
pues no sabes Señor cómo te extraño.





22 nov. 2015

CARTA A BLACKY


Hoy hace un mes querido Blacky que te fuiste y aún te lloro. No quiero recordarte con tristeza sino con la alegría de haber disfrutado de ti 16 años, con la alegría de haber tenido a mi lado alguien tan noble, tan tierno y  tan cariñoso, alguien que nos ha hecho tanta compañía y con quien hemos compartido tan buenos momentos pero te echo tanto en falta que todo me recuerda a ti, y a veces incluso me  parece que estas a mi  lado o creo escuchar el ruido de tus pasitos por la casa y al darme cuenta que sólo es mi imaginación y el deseo de tenerte conmigo, pero que eso ya nunca podrá ser, se me encoge el corazón y no puedo evitar el llanto.

Escasamente un mes tenías cuando llegaste a nuestra vida  y desde el primer momento te sentimos ya parte de ella.  Eras una bolita pequeña, peluda y negra, con unos ojos que brillaban como dos estrellas. Unos ojos que, al cabo del tiempo, sabíamos entender lo que con ellos nos decías. No hablabas, pero no  hacía falta, tus ojos lo decían todo y tú también nos entendías. Detectabas nuestros estados de ánimo y te alegrabas cuando nos veías contentos y te entristecías cuando nos veías preocupados o tristes. En esos momentos no te separabas de nuestro lado tratando, a tu manera, de consolarnos. Te aseguro, cariño mío, que lo conseguías.

Pero eso ya nunca podrá volver a ser. Nunca más pequeño mío pasearemos juntos por el parque, ni jugaremos con la pelotita que tanto te gustaba morder, ni podré cogerte en brazos para darte mimos como si fueras un bebé, ni sentir la ternura que me daba verte acurrucado en tu camita mirándome con dulzura y con la tranquilidad  de saberse protegido y  muy querido.  Por ello, mi pequeñín, aunque no quiero llorar, las lágrimas se me escapan sin poderlo remediar.

Ahora sólo me queda tu recuerdo, que nunca jamás de mi se irá y una bella cajita de madera con tu nombre y tus cenizas. Aunque tu alma esté ahora en ese cielo que seguro había para ti, no quería que ese pequeño cuerpo tuyo tan querido, y que tantas veces tuve entre mis brazos, fuera a parar a cualquier vertedero, como si de un perro sin dueño se tratará.  Por eso pedí tus cenizas, que en un principio pensaba tirar al mar, a ese mar de la playa por la que tantas veces corrías  conmigo, dando pequeños ladridos de alegría, pero hasta eso me duele, vida mía, y no lo voy a hacer. No quiero que te vayas del todo, aunque en realidad no lo has hecho, porque siempre te llevaré en los recuerdos y en mi corazón.

Mas no debo estar triste, hemos sido felices juntos y con eso es con lo que me he de quedar. Además estoy segura que ahora estarás en algún sitio maravilloso, corriendo y saltando muy contento y jugando con otros perritos, sano y fuerte, como cuando eras joven, sin que te duela ya nada,  y confío en que algún día nos volveremos a encontrar y hasta que llegue ese momento intentaré recordarte con alegría, sin lágrimas, sabiendo que fuiste muy dichoso a nuestro lado y nosotros también lo fuimos contigo.

Sé que con el paso del tiempo el dolor se suavizará pero, todavía, mi pequeño y querido perrito, me duele tanto tu ausencia …


21 nov. 2015

EL REFRANERO ESPAÑOL (Mis charlas con D. Manuel)

Los refranes son la sabiduria del pueblo

Hace mucho que no hablamos
mi querido D. Manuel,
y yo extraño y añoro
su sapiencia y bien hacer,
porque no hay mejor espejo
que el amigo viejo,
de quien se puede aprender.
Pero hoy vengo acalorada
¿y a que adivina por qué?
pues si mi querido amigo
ha dado Vd. en la diana,
porque quieren torearme
y a mi no me da la gana.

Y aunque Vd. diga también,
como decía mi abuela,
que más se consigue con miel
que utilizando la hiel,
como el que no corre vuela,
lo más acertado sería
 sin decir esta boca es mía,
esfumarse sin demora
porque si te haces de miel
ya las moscas te devoran
y además sin compasión,
por eso en boca cerrada
no entran moscas ni moscón.

Yo prefiero D. Manuel
pasar desapercibida,
tratando así de evitar
te pongan la zancadilla,
que no es oro todo aquello
que mucho reluce y brilla
y con el amigo incierto
un ojo cerrado y el otro abierto.
Y el que avisa no es traidor,
que no hay pecado sin pena
ni hay bien sin galardón,
aunque también es verdad
no hay regla sin excepción.

Y qué le voy a contar
de esos otros que no dejan
a su lengua descansar,
¡mira que son cansinos!
fabulando sin parar,
porque dime de que presumes
y diré lo que te ha de faltar,
que el dinero y la salud
no se pueden ocultar.
Y si tienes muchas deudas
y haces aún muchas más,
si no mientes…..mentirás,
que entre el  honor y el dinero
lo segundo es lo primero,
y no hay nada más que hablar.

Claro que también es cierto
que al perro indefenso y flaco
todas las pulgas le van,
y si te falta el trabajo
no tienes ni para pan.
Y aunque con pan y vino
se anda bien por el camino,
el agua de por San Juan
quita vino y no da pan,
y agua que no has de beber
debes dejarla correr,
que aguador y tabernero
con el agua hacen dinero,
y el dinero y la mujer
son en la vejez menester.

Usted que ya es veterano,
y que sabe, D. Manuel,
que más que los muchos años
enseñan los desengaños,
sabrá que a los más decentes
siempre les toca perder,
porque resulta más fácil
alcanzar que merecer.

Y ahora mi buen amigo
me tengo que despedir,
pero este rato a su lado
ha sido como un festín,
y de  lo otro…pues nada
el tributo por vivir
mejor olvidarlo y seguir
que quien mal anda mal acaba
y a todo cerdo le llega
un día su San Martín




16 nov. 2015

LA NOCHE DEL TERROR

13-N

Y  la noche se pintaba
de dolor y de agonía
y en el aire se escuchaba
el sonido de la ira

El odio y la sinrazón
en el terror la envolvían
y las alas de la muerte
el cielo negro cubrían

Cientos de vidas perdidas
y de ilusiones truncadas
por un mundo que camina
en la senda equivocada.
Y que en nombre de ese Dios
que es de todos creador,
y no es un Dios justiciero
es un Dios conciliador,
han convertido una noche
en la noche del terror



12 nov. 2015

HAIKUS

El río tiembla
cuando rayos de luna
besan sus aguas

Sueñan los besos
con una fresca boca
donde reposar

El sol castiga
las manos que la tierra
siembran y cuidan

La niebla cubre
un silencio  que aguarda
la luz del alba

Se acerca el alba
la luna se recoge
junto a las nubes

Sobre los sueños
se apuntalan deseos
que el tiempo dobla

Vendrá el relente
hiriendo las encinas
que florecieron

En primavera
el verdín del invierno
aún reluce

Nubes errantes
pasajeras del cielo
cruzan los campos

Las mariposas
sobre miles de flores
del aire gozan

Cortando el viento
las tórtolas se acercan
en el estío



7 nov. 2015

MI PEQUEÑIN



Quince días ya que te fuiste, pequeño mío, y no me resigno a estar sin ti. No me resigno a no verte recibiéndome saltando con alegría, cuando llegaba yo a casa, esperando a que te cogiera, para lamerme la cara en demostración de tu cariño. No me resigno a no ver esos ojitos tan dulces mirándome, o a tus ladridos cuando querías jugar o salir a pasear. Sabía que tenía que llegar tu hora, porque tenías muchos años y no somos eternos, pero es tan duro perder a quien se quiere tanto.....Fuiste un luchador y dos años estuviste luchando por tu vida y conseguías burlar a la muerte, pero ya no podías más y lo más humano era dejarte descansar, pero no nos separamos de ti hasta el último momento y estoy segura que si hay un cielo ahora estarás allí, porque tú eras ya un trocito de cielo y, entonces, puede que algún día nos volvamos a encontrar mi pequeñin. Tan pequeñín, pero tan grande, que con apenas tres kilos de peso, qué gran vacío has dejado. 

Descansa pequeño mío en tu remanso de paz, descansa Blacky tranquilo, que tu sueño las estrellas no han dejado de velar y allí, al lado de ellas, eres ya una estrella más.    

Tu amatxu que siempre te llevará en el corazón.