Copyright

Copyright

29 ene. 2017

ESTOQUE DE MUERTE


Aquella carta imprudente
Portadora de soledad
Apagó la llama ardiente
Y consumio sin piedad
El  hechizo floreciente
Que en un corazón doliente
Un día quiso anidar

Hoy tu recuerdo me llega
Estéril en la distancia
Igual que un rayo de sol
Que oculto entre nubes altas
A dar su calor no alcanza

Al  fragor de las heridas
Ya no suena mi lamento
Que en las brasas de la ira
Poco a poco se calcina
Empañando con pavesas
Algún audaz pensamiento

Tu arrogancia y poderío
Se retuercen acorralados
Taladrando mis sentidos
Pero escombros de martirio
Con rigor han sepultado
La gloria de unos amores
Que yacen hoy olvidados

Aquella carta imprudente
Marcó la  hora final
Clavando estoque de muerte
En un renacido afán



No hay comentarios:

Publicar un comentario